martes, 11 de noviembre de 2008

Ricinus communis

El ricino, tártago o higuera del diablo es una especie muy venenosa (sobre todo sus semillas) y se trata de un arbusto de hasta 3 metros de altura introducido en todas las islas, apareciendo en barrancos y zonas alteradas del piso basal y bosque termófilo. Las hojas son alternas, largamente pecioladas, palmeadas con de 5 a 9 lóbulos y de gran tamaño. Los bordes de la hoja están irregularmente dentados. El fruto recuerda a un erizo es trilobulado y está generalmente cubierto por púas.

1 comentario:

Montse dijo...

Tiene un aspecto impresionante con hojas de gran tamaño y el fruto debe ser de lo más curioso.