El Pino Bonito o Pino de Casandra

El pino bonito o pino de Casandra es uno de nuestro últimos titanes. Se trata de un gran pino canario de altura bastante modesta ya que no llega a los 20 metros de altura aunque su tronco tiene 5 metros de perímetro y su copa unos 20 de diámetro. Se sitúa junto a la presa de la Cueva de las Niñas en el municipio de Tejeda. Como la mayor parte de los pinos centenarios de Gran Canaria tiene una gran hornacina próxima a su base de la que se extrajo tea. El árbol se ramifica a unos dos metros de altura. Su edad no esta clara existiendo una estimación bastante solida que le dan una edad de entre 530 y 854 años mientras que para otros no llega a los 390 años. Este pino como todos los pinos viejos con hornacina es muy vulnerable a los incendios, de hecho el pino de la Lajilla y el de Pilancones cayeron por la acción del fuego sobre las mismas. Alrededor de este pino existen algunas leyendas la más conocida cuenta que "una joven madre, Casandra, fue quemada por su marido junto a este árbol de 15 metros de altura cuando él descubrió que había entregado a sus hijas al Diablo a cambio de la eterna juventud. El inexorable paso del tiempo, que no dejaba rastro en Casandra, hizo desconfiar al hombre, que una noche de luna llena siguió a su pareja hasta donde había convenido reunirse con Lucifer. Al descubrir el origen de su magnífica conservación, decidió darle muerte al momento, encadenándola al tronco del viejo pino que allí había para quemarla viva. Por eso en las noches de plenilunio es posible oír el deambular de Casandra por los aledaños de la presa, escuchándose la cadenciosa marcha de la bruja y sus cadenas y el eterno llanto de un padre. Javier Estévez incluye esta historia en el libro 'Gigantes en las Hespérides'" (extraído con modificaciones del artículo de Canarias7 sobre este árbol)


Más información en el libro "Árboles, leyendas vivas" de la obra social de la Caja de Madrid en Crecimiento y longevidad en el pino canario (Pinus canariensis Smith.) y en fotos-canarias.blogspot.com.











Comentarios

Montse ha dicho que…
Este pino tiene un porte magnífico, me encanta. Has hecho unas bellas fotografías y en la última se aprecia su elegancia que sobresale del paisaje. No me extraña que tenga una leyenda siendo tan viejo.
Juanjo ha dicho que…
Me parece impresionante ese pino, es curioso, le pasa lo mismo que a los pinsapos, al envejecer cambia totalmente el porte pasando a una forma más abierta y llorona.
Juanillo ha dicho que…
Hola Montse lo mejor es que hay una zona de acampada muy cerca y esas historias bien contadas y con el protagonista ahí mismo pues da bastante cague jejeje

Bueno un saludo
Juanillo ha dicho que…
Hola Juanjo el pino canario cuando se hace viejo pierde el aspecto conoidal y toma aspectos aparasolados. Existen muy bellos ejemplares en los bosques pero son pocos porque muy pocos tiene más de 100 añitos. Respecto de los pinsapos nunca he visto uno sino en fotos y la verdad que me gustaría ver esos abetos tan particulares. Algún día espero recorrer alguno de su bosques... un saludo y nos seguimos viendo en nuestros blogs.

Entradas populares