viernes, 8 de junio de 2012

Drago de Cortadores


El drago de Cortadores situado en el barranco de Arguineguín es uno de los pocos ejemplares de Dracaena tamaranae a los que nos podemos acercar a una distancia razonable. Se trata de un árbol en el que de promedio se identifican 6 periodos florales lo que implicaría si estuvieramos ante un ejemplar cultivado de Dracaena draco que tendría del orden de 90 años de edad. Pero no estamos ante un ejemplar cultivado en los que las floraciones se producen de forma más regular y frecuente, y además no conocemos datos sobre el cálculo de la edad de esta especie basados en el número de periodos florales. De todas formas y siguiendo con las analogías con Dracaena draco, hay que tener en cuenta que el desaparecido drago de Pino Gordo con sólo 2 ramificaciones y que vivía en un angosto cañón colgado de un risco tenía una edad que aunque se desconoce no es descabellado estimar en al menos un par de siglos. Todo lo expuesto nos hace pensar que este ejemplar probablemente tiene una edad de varios siglos. 


La presumible edad del drago de Cortadores, la rareza de esta especie y el que sea uno de los ejemplares más notable de la misma nos lleva a considerarlo uno de nuestros árboles singulares merecedor del máximo respeto y protección.

Referencias: