Cheirolophus falcisectus

 Este bello arbusto llega a alcanzar el metro y medio de altura. Sus hojas son muy variables de enteras a pinnatisectas. Las cabezuelas floríferas de color rosa purpúreo sobre largos pedúnculos. La especie se encuentra principalmente acantonada en el Macizo del Cedro-Hogarzales donde a pesar de ser localmente abundante es una especie rara, calificada como en peligro de extinción y con menos de 5000 efectivos en la naturaleza.

La planta fue dada a conocer por Kunkel en la decada de los 60 aproximadamente quién la incluyo dentro de Cheirolophus canariensis, Sventenius ya observó diferencias con dicha especie y llegó a nominarla, aunque fue validamente publicada en los años 80 después de su muerte. Durante mucho tiempo sólo se supo de la existencia de una pequeña población si bien en la última década se han dado a conocer varias poblaciones más y la planta ha pasado a un nivel menor de amenaza del que había tenido con anterioridad

Más información en el AFA

Condiciones de

Comentarios

Tojagal ha dicho que…
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.